Martes, 14 Mayo 2019

El jefe de la Unidad Técnica de Patrimonio Histórico del Cabildo de Tenerife aborda en una charla coloquio el tema de los 500 inmuebles con valores de patrimonio histórico sin protección aún en la capital tinerfeña

  CP Cultura
Valora este artículo
(0 votos)

Canarias Plural_

CP Cultura

 

José Carlos Cabrera imparte este jueves 16 a las 18:30 horas en la sala MAC la segunda ponencia del ciclo 'Hablemos de Patrimonio', que organiza la Asociación Nuestro Patrimonio

La Asociación Nuestro Patrimonio organiza una charla coloquio dentro de su ciclo HABLEMOS DE PATRIMONIO, con una conferencia impartida por José Carlos Cabrera, jefe de la Unidad Técnica del Servicio Administrativo de Patrimonio Histórico del Cabildo de Tenerife. El tema de la charla es 'La catalogación en patrimonio histórico: asignatura pendiente'.  Tendrá lugar en la Sala MAC (Mutua de Accidente de Canarias), a las 18:30 horas del 16 de mayo de 2019, en calle de Robayna,2, junto a la calle de Castillo, de Santa Cruz de Tenerife (antigua Casa Élder).

Se abordará un tema que esta asociación ha puesto de actualidad en Santa Cruz de Tenerife:  dar o no protección legal a un inmueble y en qué grado. Solo en la capital tinerfeña ha habido una diferencia de criterio de más de 500 inmuebles, que para los funcionarios del Cabildo son patrimonio histórico, pero que el Ayuntamiento no quiso proteger en el Plan General de 2013.

Nos encontramos en un momento crucial, pues está en proceso de revisión ese Plan General y su Catálogo de edificios históricos, por lo que se abre una nueva oportunidad, en la que la asociación Nuestro Patrimonio defiende la ampliación del número de edificios protegidos por valores históricos y/o artísticos, acompañada de todas las medidas incentivadoras legalmente posibles y compatibles con la protección de valores patrimoniales para que sus propietarios los puedan conservar, restaurar, rehabilitar y poner en uso.

En todo Tenerife pueden ser miles las viviendas que, mereciendo ser preservadas por ser nuestras señas de identidad, no tienen protección legal alguna ni existen medidas para promover su recuperación, a pesar de ser muy importantes para nuestro paisaje urbano y rural y nuestra cultura como pueblo.