Viernes, 24 Agosto 2018

El alcalde de La Frontera reclama al Cabildo la prometida acera de Tigaday a la iglesia de la Candelaria

  CP El Hierro
Valora este artículo
(0 votos)

Canarias Plural_

Redacción El Hierro

 

Miguel Ángel Acosta (PSOE) tacha de "agravio comparativo" que se anuncie una inversión  insular en un paso peatonal para Valverde y se olvide el compromiso adquirido con su municipio
 
El regidor municipal advierte de la inseguridad para los peatones en este tramo de la carretera general, por la falta de aceras, y exige a la presidenta del Cabildo, Belén Allende (AHI-CC) que cumpla su promesa de 2017
 
     El alcalde de La Frontera, el socialista Miguel Ángel Acosta, reclama al gobierno del Cabildo de El Hierro que "cumpla su compromiso" de construir  aceras en el tramo de la carretera general (HI-1) que va de la plaza de la Iglesia de la Candelaria hasta la zona baja de Tigaday, un proyecto que "se iba a construir supuestamente en 2017 y a estas alturas todavía no se ha hecho nada".
     El regidor municipal se ha visto obligado a recordar esta promesa a la presidenta del Cabildo, Belén Allende (AHI-CC), a raíz de conocerse que la Corporación insular va a acometer una inversión de alrededor de 500.000 euros en un paso peatonal entre Valverde y El Mocanal.
     A su juicio, se va a producir así "un agravio comparativo en las inversiones del Cabildo, y no porque Valverde no merezca mejorar la seguridad de los peatones, sino porque La Frontera también tiene el mismo problema y se nos posterga esa actuación".
    El mandatario municipal (del PSOE) advierte de que la acera solicitada es "de primerísima necesidad" en un tramo de una carretera insular de algo más de un kilómetro de longitud, en gran parte de trazado recto, y por donde resulta peligroso caminar debido a la falta de un espacio habilitado para el tránsito de peatones y la velocidad a la que va el tráfico rodado".
     Pone de relieve Acosta que este tramo  se sitúa entre la iglesia de la Candelaria, donde se venera la imagen de la patrona del municipio, con su emblemático campanario sobre la montaña de Joapira, por lo que se trata de un entorno frecuentado por muchos vecinos, "pero no cuenta con acceso peatonal a pesar de que la  mayoría de la población reside en la parte baja del pueblo" y  se desplaza hasta ese histórico entorno con esas dificultades si va a pie.