Viernes, 26 Octubre 2018

El Pleno del Ayuntamiento de Las Palmas aprueba las normas específicas de protección del Hotel Santa Catalina

  CP Gran Canaria
Valora este artículo
(0 votos)

Canarias Plural_

Redacción Gran Canaria

 

La normativa blinda el grado de protección integral del inmueble, propicia la solución de las discordancias para recuperar la idea original y adapta su función urbana-hotelera emblemática

El Pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha aprobado hoy las normas específicas de protección del Hotel Santa Catalina, incluido en el catálogo municipal con grado de protección integral. La normativa detalla las intervenciones susceptibles de desarrollarse en el inmueble y garantiza de manera pormenorizada el carácter emblemático del edificio y sus valores patrimoniales, históricos y arquitectónicos, así como su uso hotelero.

La normativa concreta los elementos de valor del Hotel, establece tres zonas de protección y propicia soluciones ante las estructuras discordantes con la idea original del edificio. El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, destacó “la complejidad de abordar de manera exhaustiva la protección de un edificio emblemático como el Santa Catalina, donde además de proteger su patrimonio arquitectónico, histórico, cultural y artístico, se protege su uso hotelero. La protección del Santa Catalina tiene para el gobierno municipal un interés máximo y las licencias que se han concedido hasta ahora se han acogido a un procedimiento que limita la intervención”.

La Zona 1, de máxima protección, con actuaciones limitadas, se concreta en las fachadas del edificio histórico, hacia los Jardines de Santa Catalina y la calle León y Castillo, de manera especial, la disposición de los huecos, la carpintería, la cantería y los balcones; los torreones con planta octogonal y cubiertas miradores de los mismos; los elementos de carpintería interior resultantes del diseño histórico; el mobiliario histórico y las obras pictóricas y escultóricas susceptibles de reemplazamiento dentro del inmueble a efectos de mejorar su efecto expositivo y garantizar la sostenibilidad del uso hotelero.

La Zona 2 de protección, donde se incluyen la fachada hacia el parque Doramas, permite la actuación sobre las estructuras discordantes con la idea original del inmueble para recuperar la apertura hacia el Parque Doramas.

La Zona 3 de actuación, sin relación con la obra de Miguel Martín-Fernández de La Torre integra los nuevos espacios de la fachada norte ( hacia la calle Beethoven) donde se encuentra la zona de spa, el aparcamiento y el salón Palmeras. Estos epacios son susceptibles de mejora, así como la cubierta en la que se permite renovar su uso para actualizar la actividad hotelera.

Esta normativa específica incide en el Hotel Santa Catalina como uno de los ejemplos significativos y más singulares del movimiento regionalista dentro de la arquitectura de la ciudad del siglo XX. Dicha singularidad se transmite en un profuso y equilibrado uso de la carpintería y la cantería en las fachadas, así como en el interior junto con materiales nobles y mobiliario de apreciable riqueza estilística y decorativa.

Se trata del primer inmueble catalogado con protección integral que cuenta con unas normas específicas de protección dentro del catálogo municipal.