Valora este artículo
(0 votos)

CP Redacción Lanzarote_

Somos Lanzarote

 

Somos Lanzarote cree que el gobierno del Cabildo "no está a la altura" para consensuar cuestiones estratégicas como la lucha contra la explotación laboral o la apuesta por un modelo territorial sostenible. 

 

Muestran su decepción por el entreguismo del PSOE ante CC respecto a los asuntos más polémicos de la Ley del Suelo.

 

Somos Lanzarote ha hecho balance de algunos de los temas tratados en el último debate sobre el estado de la isla, que se celebró a finales de la semana pasada en el Cabildo insular. En este marco, la organización transformadora presentó siete propuestas de resolución, el máximo permitido para esta comparecencia, que versaron sobre diferentes aspectos de interés para su isla y su ciudadanía; de ellas, cuatro fueron aceptadas y tres rechazadas, por el voto en contra del grupo de gobierno. 

Así se presentaron propuestas sobre la diversificación de los sectores productivos de la economía insular a través de los próximos presupuestos de la corporación; el aumento de los fondos destinados por la administración autonómica a la sanidad en la isla, incluyendo la incorporación del Hospital Insular al Servicio Canario de Salud; la necesidad de una nueva residencia de mayores, así como de un albergue de bajo umbral que dé respuesta a situaciones de sinhogarismo; la puesta en marcha de mecanismos para la participación ciudadana en la toma de decisiones institucional; la urgencia de afrontar la problemática de la explotación laboral a través de un foro insular que reúna a sectores e instituciones implicadas, y finalmente, la necesidad de que la isla defienda un modelo territorial sostenible, principalmente frente a las amenazas que representa el proyecto de Ley del Suelo de Canarias, y que lo haga conforme a los consensos alcanzados desde que Lanzarote se convirtió en pionera y referente en el ordenamiento del territorio en el Archipiélago. 

Precisamente, estas dos últimas propuestas, la de creación de una Mesa Insular contra la explotación laboral y la defensa de un espíritu conservacionista y sostenible frente a la destrucción del territorio fueron rechazadas frontalmente por el grupo de gobierno del Cabildo, formado por Coalición Canaria (CC), PSOE y Partido de Independientes de Lanzarote (PIL). Ante ello, la organización transformadora ha mostrado su pesar, considerando que "el grupo de Gobierno del Cabildo no parece estar a la altura de las demandas de la isla y su ciudadanía, mostrándose incapaz de consensuar con los grupos de la oposición algunas cuestiones, aunque sean de mínimos, respecto a temas estratégicos como la calidad del empleo o el modelo territorial que se debe defender desde Lanzarote". 

"Esperábamos una posición más amplia frente a la Ley del Suelo".

Somos Lanzarote ha mostrado su decepción por no lograr un "acuerdo de mínimos" respecto a qué modelo de isla y de archipiélago se debe defender desde Lanzarote en materia de política territorial, en el momento en que la Ley del Suelo de Canarias ha comenzado a tramitarse en el Parlamento. 

En este sentido, la propuesta de resolución presentada por la organización asamblearia insular se basaba en tres pilares que, consideran, deberían generar un consenso amplio en la isla de Lanzarote: la prevalencia del planeamiento frente a los instrumentos excepcionales (como los denominados "proyectos de interés insular y autonómico"), haciendo valer el espíritu con el que Lanzarote aprobó el primer Plan Insular de Ordenación de Canarias, en 1991; en segundo lugar, la necesidad de salvaguardar el limitado y valioso suelo rústico insular frente a usos que lo degraden; y finalmente, la necesidad de que existan instrumentos de control de legalidad adicionales a aquellos con los que puedan contar las corporaciones que promuevan el planeamiento. 

"Creíamos sinceramente que había una oposición ampliamente respaldada en el pleno de este cabildo a favor de un modelo territorial sostenible, en el que al menos las cuestiones más polémicas de la Ley del Suelo fueran vistas con reservar por aquellos que han enarbolado la bandera de la sostenibilidad", asegura Tomás López, portavoz de Somos Lanzarote en el Cabildo. Sin embargo, aunque la propuesta recibió el respaldo de grupos como Ciudadanos o Podemos, e incluso la abstención del Partido Popular, contó con el voto en contra del grupo de gobierno, incluido el Partido Socialista.

"Es decepcionante que ni siquiera en estas cuestiones básicas para la defensa de una Canarias sostenible, el Partido Socialista sea capaz de desmarcarse de sus socios de Coalición Canaria, ¿por qué rechazaron la propuesta? ¿No van a defender el planeamiento frente a la improvisación en el ámbito territorial? ¿No piensan enmendar ese texto para salvaguardar el suelo rústico?", se preguntan desde Somos Lanzarote, considerando que el entreguismo del PSOE a sus socios de Coalición Canaria en una materia tan sensible como el territorio sólo puede generar decepción entre la militancia socialista. 

Algo similar sucedió con la propuesta de crear una Mesa Insular contra la explotación laboral, una temática ya abordada en pleno ordinario, a la que el grupo de gobierno sigue dando la espalda bajo la excusa de que "Lanzarote no es una isla de negreros", como ha vuelto a apuntar el presidente Pedro San Ginés. 

Modificado por última vez en Martes, 15 Noviembre 2016 20:12