Lunes, 23 Febrero 2015

“TÉ, TÉ, TÉ, TÉ, CHOCOLATE Y CAFÉ”

Valora este artículo
(3 votos)

CP Opinión _

JESÚS HERNÁNDEZ

Portavoz de Jóvenes por la Movilización y Vocal de Sí se puede en el distrito Centro Ifara de Santa Cruz de Tenerife.

“Té, té, té, té, chocolate y café”

Plaza de toros, los multicines, los gorgoritos  y un sinfín de recuerdos de mi infancia en una ciudad llena de vida, Santa Cruz de Tenerife.

jESUShDEZDe la mano de mis padres fui por primera vez al Parque García Sanabria; un parque lleno de olores el 1 de mayo, donde iba a presenciar, entre otras cosas, las marionetas con un personaje estrella “Gorgorito”. Qué recuerdos más entrañables cuando gritaba junto a cientos de niños: “la bruja, la bruja”.

Era otro Santa Cruz, una ciudad con cultura y llena de vida, ir al parque Viera y Clavijo varias veces al año a presenciar obras de teatros escolares o conciertos infantiles, sin olvidar los talleres de verano de teatro o esos dos años que pasé en el Conservatorio de Música. ¡Qué pena da ver ese patrimonio abandonado hoy por las instituciones públicas!

Hace poco, un amigo de mi barrio me hizo recordar a Miliki y los payasos de la tele. Ir a la plaza de toros y ver a este grupo de payasos era todo un lujo y espectáculo para los niños de aquellos años, ver esas gradas llenas de gente y los niños sonreír también era un gesto de cómo Santa Cruz y más en concreto la Plaza de Toros era todo un referente de cultura y ocio de Tenerife. Carnavales, conciertos, boxeo, etc. llenaban un patrimonio hoy en día abandonado.

Puedo seguir recordando muchas más cosas de lo que fue mi infancia en ese Santa Cruz con vida, multicines Oscar, Greco, Price, toda esa rambla llena de vida. Muchos recuerdos que todas las instituciones públicas han abandonado por una ciudad desastrosa, anti patrimonio, anti cultura.

Solo queda creer en la esperanza e ilusión en que algún día un grupo de personas valientes apuesten por esta ciudad y también seamos un referente a todos los niveles, cultural, patrimonial, turístico y sostenible. Yo creo en Santa Cruz de Tenerife, ¿y tú?