Jueves, 05 Enero 2017

EL CRITERIO PROPIO

  CP Opinión
Valora este artículo
(6 votos)

CP Opinión _

Juan Antonio Gómez Jerez

 

 

 

 

La palabra criterio, tiene su origen de la palabra griega que significa “juzgar”

El criterio es el juicio o discernimiento que tiene una persona y que la provee de la actitud personal para tomar decisiones sobre sí mismo o sobre cualquier otra persona, cosa o situación en un momento dado.

Estaríamos hablando del criterio como de una condición subjetiva, la cual permitiría concretar algún tipo de elección de forma personal siendo a la vez el sustento del juicio de valor.

CRITERIO IMGPor ejemplo, una situación puede entenderse de forma distinta según el criterio de quien la observa. “Si una madre o un padre le diese una bofetada a su hijo cuando éste les desobedece” algunas personas estarán de acuerdo o condenarán la acción según su criterio. Unos pensarán que el castigo físico puede servir como lección con el consiguiente cambio de actitud del niño; y por otro lado, otros pensarán que el castigo físico no sólo no es adecuado sino que además no es ni positivo ni ejercerá ningún cambio de actitud en el menor.

Todos estamos sometidos ineludiblemente al juicio y criterio del resto de los demás. Todos, dependiendo de la educación, la ideología, la religión, etc… vamos a tener un criterio que de alguna manera nos diferenciará de unos y nos igualará a otros.

Nuestro criterio puede estar basado por el sometimiento de una serie de normas y valores severos, los cuales, se nos pueden haber inculcado desde la infancia y en la propia educación. Pueden formar parte de nuestro subconsciente y conformar un criterio de carácter autoritario, rígido y exagerado. Este tipo de criterios impide al sujeto realizar ciertas excepciones cuando se encuentre en una situación dudosa.

Nuestro criterio puede estar sustentado por nuestra educación, nuestra cultura, nuestra familia, nuestro trabajo, nuestra actitud, la publicidad, las normas, etc.

Lo importante al hacer uso de nuestro criterio, creo, es hacer el menor daño posible a uno mismo y a los demás. Siempre vamos a hacer juicios de valor, es normal, pero quizá sea bueno un conocimiento previo de las cosas antes de emitir ese juicio de valor.

Mantener nuestro criterio fuerte pero abierto a otras opciones, quizá sea una actitud positiva y saludable.

Modificado por última vez en Jueves, 05 Enero 2017 13:33