Domingo, 06 Noviembre 2016

Cara a cara con Satanás

  CP Sociedad
Valora este artículo
(1 Voto)

Canarias Plural - Sociedad _

CRÓNICAS ATLANTES
© Juanca Romero Hasmen

 

Cara a cara con Satanás

Entrevista con la comunicadora y escritora, Teresa Porqueras

 

Recientemente ha visto la luz un trabajo literario de investigación de esos que hacía años no veía. Se trata de “Cara a cara con Satanás”, escrito por la inquieta escritora Teresa Porqueras, y editado por Apostroph. Nos pone sobre la existencia real del demonio a través de las vivencias de Fray Juan José Gallego, exorcista oficial de la Diócesis de Barcelona. Un libro valiente, lleno de claves que no nos deja indiferentes ante la controvertida figura de Satanás, incluso más allá de conceptos netamente teológicos. Con Teresa Porqueras he podido tener hace pocos días una distendida y didáctica conversación.

librofotopgallego2¿Si existen exorcistas es porque los demonios no son fabulaciones? - Así es. Ciertamente cuesta creer algo así en pleno siglo XXI pero a las pruebas me remito. Yo prefiero hablar de ciertas energías que de alguna manera son capaces de interaccionar con el ser humano. En mi caso, hasta que llegué a esta conclusión tuve que aplicar el famoso dicho del “ver para creer”.

¿Quién es Fray Juan José Gallego Salvadores? - Fray Juan José Gallego Salvadores es exorcista de la Archidiócesis de Barcelona. Pertenece a la orden de los Dominicos y se muestra como una persona tremendamente humana, de gran sencillez y humildad, características que me impresionaron desde un principio. Su abultado currículum como Doctor en Teología por La Universidad de Santo Tomás de Aquino (Roma), Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona y catedrático emérito de la Facultad de Teología de San Vicente Ferrer de Valencia, entre otras ocupaciones,  hacen que nos encontremos ante una persona muy culta y con grandes dosis de racionalidad.

¿Consideras que la labor de Fray Juan José es entendida dentro de los muros de la propia Iglesia? - Esta es una cuestión de relevancia que trato en mi libro “Cara a cara con Satanás”. Precisamente en el capítulo “La incomprensión de la Iglesia” destaco que hay determinados sacerdotes, obispos y, hasta incluso, cardenales, que reniegan de esta labor. Tal es el rechazo en el seno de la misma iglesia que algunos exorcistas de nuestro país llevan a cabo su ministerio  “a escondidas”, temerosos  de la opinión de sus colegas. Algo que sigue sorprendiéndome.

¿Reside o ha residido el demonio en el propio Vaticano? - El 29 de junio de 1972 el Papa Pablo VI lanzó la controvertida frase que sorprendió al mundo: « el humo de Satanás ha entrado por alguna fisura en el templo de Dios». Esta frase se refería a la reinterpretación modernista que algunos sacerdotes tenían sobre la fe católica hasta el punto de replantearse el misticismo y la sobrenaturalidad. Sin embargo, este mismo papa, el 15 de noviembre de 1972,  se reafirmó en la presencia “real” de Satanás y su actividad en el mismo Vaticano. El fallecido  exorcista del Vaticano Padre Gabrielle Amorth, se ha mostrado también claro en este sentido y denunció la presencia del maligno dentro de las mismas entrañas de la Iglesia Católica.  Amorth habló de “supuestas” sectas satánicas en el Vaticano y, según él,  los recientes casos de pederastia que estamos viviendo serían buena prueba de ello.

¿A qué crees que es debido el aumento de exorcistas oficiales en España? - Se debe a la creciente demanda de personas que cada vez más requieren estos servicios. Precisamente esta semana pasada se reunieron en Roma más de 300 exorcistas para debatir estas y otras cuestiones. Nos enfrentamos a un problema global; no solo en España, sino en todo el mundo han crecido exponencialmente el número de personas que sufren algún tipo de influencias demoníacas.

Porqueras dosTeresa Porqueras (Foto: Rafa Ariño)

Siento por ti, envidia sana. Has estado presente en un auténtico exorcismo de la Iglesia Católica… ¿vivencialmente, que te ha aportado? - Me ha aportado muchísimo y realmente me ha hecho ser plenamente consciente que en nuestro mundo “tangible” existe otra realidad “intangible” que convive con el ser humano.  Si lo piensas bien, creer esto te cambia por dentro.

Cuando has hablado con exorcistas, ¿consideras que son personas verdaderamente especiales? - Lo son. Para dedicarse a esta profesión no sirve cualquiera. Se requieren estudios de Teología y una larga y demostrada trayectoria de buen hacer dentro de la Iglesia. Además, se precisa estar muy preparado “mentalmente”. Recientemente en marzo de este año 2016 nombraron a un exorcista más en Barcelona, Josep Serra Colomer. Según he sabido no fue nada fácil encontrar a voluntarios, ya que este ministerio  siempre ha suscitado mucho miedo y respeto entre los sacerdotes.

Además, y entre otros casos, has podido hablar con una joven poseída que lleva más de 7 años recibiendo exorcismos. ¿Cómo lleva una persona algo tan potente como eso? - Conocí a Anaïs (nombre ficticio) y descubrí  cuánto es su sufrimiento y desesperación y, no solo ella, también lo padecen sus familiares que se ven impotentes ante lo que les está sucediendo. Estas familias viven en secreto un auténtico tormento difícilmente entendible por nuestra sociedad.

¿De verdad los demonios deciden ocupar un cuerpo durante un tiempo tan prolongado? - Así es. El caso de Anaïs es un caso excepcional, pero no es el único lamentablemente.

Porqueras tres¿La psiquiatría no tiene nada que decir en estos casos de posesión demoniaca?
- Hay que reconocer que un número muy elevado de personas que acuden a un exorcista, sufren algún tipo de patología (un 80%). El misterio recae en ese 20% restante.
En EEUU, por ejemplo, nos llevan la delantera en este sentido y  algunos psiquiatras ya se han pronunciado al respecto. El prestigioso doctor Robert Gallagher, quien actualmente colabora con la Iglesia, sin pudor admite que hay ciertos casos que la ciencia médica no puede explicar. En España, sin embargo, existen dos bloques de opinión bien diferenciados. En primer lugar, están los psiquiatras que niegan que las posesiones demoníacas existan y defienden sin más que se trata de un trastorno psiquiátrico; y en segundo lugar, hay otro grupo de psiquiatras, muy pocos, que tras haber colaborado con la Iglesia, se atreven a admitir que existen  determinados casos inexplicables pero por el “miedo al qué dirán” permanecen callados y en silencio.

 Fray Juan José Gallego (Foto: Llorenç Melgosa)

Hablamos de demonios, entidades… ¿y el producto de la Iglesia Católica llamado Satanás, qué papel juega en todo esto?  - “Satanás” es un nombre que provoca pavor en el hombre, tanto es así que el ser humano prefiere creer que es una invención, un cuento más. Pero los exorcistas lo tienen claro: Es el líder de todos los demonios, la máxima y más terrible manifestación del mal que existe. Y aunque es un espíritu, se trata de un ser “real”,   capaz de irrumpir con fuerza en la vida de cualquier ser humano. En el mundo  actual en el que vivimos, falto de valores, el espíritu de la maldad poco  a poco va arraigando en nuestra sociedad: escándalos de corrupción, violencia   doméstica, el maltrato animal, etc.  Reconozco que a mí también me da cierto pánico creer en Satanás pero si lo piensas bien no hay día que en las noticias  no se produzca una u otra atrocidad producto de esta negatividad, de esta maldad que nos embarga. Recuerdo, por ejemplo, unas declaraciones de Gabrielle Amorth en las que claramente identificaba a Isis, al Daesh, como verdaderos discípulos de Satanás, un clarísimo ejemplo de la malignidad que reina en el mundo.

“Cara a cara con Satanás”, ¿un libro para ser leído por…? - “Cara a cara con Satanás” puede ayudar a muchos colectivos. Me gusta decir que es un libro dedicado a todos los valientes que no temen saber, independientemente de su credo o religión. Aunque debo reconocer que el  libro es mi pequeño gran homenaje a mi gran amigo fray Juan José Gallego Salvadores, exorcista, uno de tantos que osan luchar diariamente contra lo invisible.  Pero no solo es una lectura recomendada para exorcistas, para religiosos y creyentes, también se dirige a aquellas personas anónimas que se encuentran perdidas y que viven actualmente lo indecible. Espero que “ellos” encuentren entre sus páginas “esperanza”.

Muchas gracias Teresa, por atender a los lectores de este diario. - Gracias a vosotros.

 

 

Modificado por última vez en Domingo, 06 Noviembre 2016 11:52