Valora este artículo
(0 votos)

Canarias Plural_

Redacción Tenerife

 

Un concurso premia la mejor decoración de las cruces, divididas en de pared, de capilla y de calle

 

La concejalía de Fiestas que dirige la edil Priscila Díaz ya tiene lista la versión 2019 del “Rutómetro de las Cruces”, el documento que geolocaliza las 40 cruces del municipio para facilitar a los vecinos que el próximo viernes 3 de mayo disfruten de las muestras de arte efímero que supone cada enrame, además de los festejos adicionales organizados por vecinos y agrupaciones. El Rutómetro gratuito puede obtenerse de manera física en cualquier dependencia municipal y de manera digital en la página web del Consistorio.

 

Asimismo, la concejalía, siguiendo la intención del Consistorio de apostar, mantener y proteger las tradiciones con más arraigo de la Villa, mantiene el certamen de ornato de las cruces, un concurso que premia a la mejor decoración. Para ello ha dividido la participación en tres categorías: Cruces de capilla, cruces de pared y cruces de calle, valorando en cada caso la configuración de colores, los elementos utilizados, la originalidad y la integración con el entorno. Las ganadoras, que son seleccionadas por un jurado representativo de las asociaciones del municipio, recibirán un premio económico que debe ir destinado a sufragar los gastos de decoración del año entrante.

 

El área de Obras y Servicios, por su parte, desde hace un par de semanas ha intensificado el plan municipal de limpieza afanándose por embellecer, higienizar y facilitar a los vecinos los trabajos decorativos de cada cruz, recorriendo la Villa desde mar y cumbre eliminando mala hierba de calles y caminos, solucionando desperfectos en los accesos, realizando trabajos de pintado y sustituyendo puntos de luz defectuosos.

 

Cabe destacar que el Día de la Cruz es una de las tradiciones más antiguas de San Juan de la Rambla, contando con cruces centenarias que llevan enramándose año tras año por tradición familiar. La celebración, ya convertida en un referente cultural, es una excusa para que familias, grupos de amigos y colectivos se reúnan desde primeras horas de la mañana, fomentando así la participación ciudadana y siendo, para el visitante, una muestra de la hospitalidad ramblera.

Cruz de Capilla ganadora 2018